Muros de Contencion

El Fortín posee una amplia experiencia en la construcción de muros para contención de derrames en tanques elevados y baterías de almacenamiento.

Cuenta con dos tipos de muros estancos, el Modular y el Autosoportado. Ambos son estancos gracias al sistema de juntas entre piezas, y son diseñados teniendo en cuenta la legislación vigente exigida tanto por la Subsecretaría de Energía como normas constructivas nacionales.

Ventajas

  • Rapidez: Este sistema permite reducir los tiempos de obra hasta en un 50% respecto a la construcción in situ
  • Calidad: La calidad del hormigón lograda en planta, con materias primas constantes, curado en carpas de vapor, tiempo de transporte hormigón nulo, etc, es muy superior a lo logrando en obra.
  • Terminación: La terminación de los muros lograda en moldes metálicos es muy superior a la lograda en encofrados de madera armados en obra.
  • Confiabilidad: Nuestro equipo técnico evalúa las características de las baterías de almacenamiento y calcula el tipo de muro para las posibles hipótesis de carga

Muro Modular

Este sistema de muro es utilizado en tanques de 80 a 160 m3 o baterías pequeñas, y está compuesto por placas y columnas premoldeadas de hormigón armado con juntas estancas. 

Está disponible en una altura útil de 0,80 m sobre el nivel de terreno natural. Las placas se abulonan entre sí, y poseen una junta que garantiza la estanqueidad del recinto. Las columnas se disponen del lado exterior de manera de otorgar resistencia al sistema contra el empuje producido del lado interno por el líquido en caso de derrame.

Este modelo tiene como principal ventaja su rápido armado y la posibilidad de ser desarmado y trasladado a otra locación. Presenta como alternativa la posibilidad de contar con rompeolas.

Muro autosoportado

Este sistema es diseñado a medida, y es utilizado en plantas y baterías de grandes dimensiones.

Está compuesto por módulos de hormigón armado premoldeado, con un perfil en forma de “L” o “T invertida”, los cuales cuentan con zapata, paramento, y en ocasiones rompeolas. Las juntas entre módulos se materializan mediante colada de mortero cementicio, y juntas elásticas resistentes a los hidrocarburos en determinados lugares.

El principio de funcionamiento se basa en que el peso del relleno más el líquido derramado sobre la zapata genera un momento mayor al generado por el empuje de los líquidos sobre el paramento, evitando así el  colapso del muro

La altura de estos muros es ajustable a las necesidades del cliente.

Galería | Muro Standard

Galería | Muro Autosoportado