El sistema de cisternas desarrollado por El Fortín permite la construcción de reservorios cerrados de hormigón armado, adecuado para almacenar líquidos aislados del medio exterior en forma segura.

Presentan importantes ventajas por su rapidez de armado, estanqueidad y resistencia.

Pueden ser construidas soterradas o sobre nivel, y son recubiertas interiormente con pintura adecuadas para agua potable, resistente a hidrocarburos, etc.
 
Están conformadas por una estructura lateral de placas premoldeadas de hormigón armado, una estructura de cubierta portante compuesta por columnas y vigas premoldeadas, y cubierta de losas pretensadas. El piso y la viga de encadenado inferior se construyen in situ con hormigón armado, de manera de formar una masa única que envuelve las placas laterales y las columnas portantes, otorgando resistencia global al sistema.

Su capacidad va desde los 8 m3 a los 1000 m3, en alturas de 1,5 m – 1,7 m y 2,0 m.

Aplicación

  • Cisternas para agua potable en municipios, barrios cerrados, hoteles, etc
  • Cisternas para fluidos contaminantes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Galería | Cisternas