El Fortín Construcciones ofrece diferentes tipos de cercos de hormigón premoldeado que representan una opción rápida, robusta y económica para la ejecución de cerramientos de mediana y alta seguridad. Están compuestos por columnas y placas premoldeadas de hormigón armado.

Las columnas se colocan cada 2 m en base de hormigón y son las que conforman la estructura de soporte.

Las placas se encastran en las columnas unas sobre otras hasta llegar a la altura deseada, y son las que conforman el cerramiento.  Los espesores disponibles son 3,0 y 4,00 cm, y cuentan con una nervadura bota-agua que le confiere resistencia a la flexión en sentido longitudinal al panel. A su vez, esta permite un encastre perfecto que evita filtraciones entre placas.

La altura de los cercos premoldeados es variable entre los 0.80 m y los 4.00 m, en múltiplos de 0.40 m y 0.50 m. No tiene limitaciones en cuanto a la longitud, ya que los paneles se pueden adaptar a las medidas requeridas.

Con la finalidad de aumentar la seguridad del cerco se pueden utilizar postes con brazos a 45° para colocar hileras de alambre de púas o rollos de concertina barbada.

 

Modelos:

    • Liso

    • Imitación ladrillo

    • Imitación ladrillo con terminación recta o curva

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Galería | Cercos Premoldeados