Las bodegas para boca de pozo premoldeadas son una solución rápida, segura y de calidad frente a las clásicas bodegas construidas in situ.

Existen diferentes modelos que se adecuan a los diversos equipos. Para optimizar el requerimiento de grúa en locación se construyen con diferentes configuraciones, como bodegas enteras para las de menor dimensión, bodega en mitades, bodega en cuartos, o anillos superpuestos.

Con este tipo de bodegas premoldeadas la construcción se reduce a la excavación, la colocación de las piezas con grúa y la compactación final; tarea que se realiza en un día. Al utilizar piezas fraguadas se puede montar el equipo en forma inmediata.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Galería | Bodegas Boca de Pozo