Las alcantarillas Arco de hormigón armado son una alternativa recomendada para la construcción de puentes y alcantarillas en canales de baja altura y ancho superior a los 2 m.

Su forma de Arco absorbe la carga vertical de manera óptima, transmitiendo mejor los esfuerzos al suelo, y permitiendo la circulación de tránsito pesado con escasa tapada superior.

Este tipo de alcantarilla tiene una serie de ventajas sobre los caños de hormigón clásicos, tales como:

  • Mayor superficie útil de conducción
  • Extremo inferior recto y de mayor ancho, con lo que no se produce obstrucción de ramas, basura, o sólidos, mejorando la circulación
  • Fondo plano que facilita los trabajos de limpieza ya que se puede realizar dicha tarea con una pala.

 

Colocación

    • Asegurarse que el fondo del desagüe esté firme y compactado. En caso de presencia de barro o material poco firme es recomendable quitarlo, agregar 10 cm de piedra, 10 cm de material calcáreo y luego compactarlo. Otra alternativa es realizar una platea de hormigón armado de 15 cm para un mejor asiento de las piezas y que el agua corra con mayor facilidad.
    • Colocar las omegas mediante hidrogrúa o tractoelevador.
    • Rellenar y compactar por capas de a 20 cm, principalmente en la parte inferior, para asegurarse un buen asentamiento de la pieza y evitar posibles roturas con la circulación vehicular
    • Es recomendable realizar una tapada con material calcáreo por sobre el nivel superior de la alcantarilla Arco de por lo menos 30 cm. En caso de que los niveles de canal y calzada no permitan esta altura de tapada, se recomienda realizar una platea superior de hormigón armado de 15 cm para mejor distribución de carga.

 

 

 

Galería | Alcantarilla Arco